LA CRIPTODIVISA

LA CRIPTODIVISA

La Unión Europea ha aprobado este lunes una nueva normativa contra el blanqueo de capitales que, entre otras cuestiones, tiene el objetivo de combatir el anonimato en el mercado de criptodivisas como el bitcoin y facilitar el acceso a información sobre propietarios reales de empresas.

Los Veintiocho han dado este lunes el último paso para aprobar las nuevas normas, que recibieron el visto bueno de la Eurocámara a mediados de abril. Estas reglas serán publicadas en el Diario Oficial de la UE y los países tendrán 18 meses para trasladarlos a sus legislaciones nacionales.

Las nuevas normas aprobadas

Verificación de los clientes. En concreto, obligan a las plataformas de negociación y a proveedores que ofrecen servicios de monederos electrónicos a aplicar controles de diligencia debida similares a los que se exigen en la actualidad a los bancos, como la verificación de sus clientes.

¿Cómo deben registrarse? Además, estas plataformas y servicios deberán registrarse, al igual que las empresas de cambio de divisas, las oficinas de cobro de cheques o los proveedores de servicios fiduciarios o empresariales.

En el caso de las tarjetas de prepago, se rebaja de 250 a 150 euros el importe a partir del cual los titulares deben estar identificados.

Mayor transparencia. Otra de las modificaciones que incluye esta quinta reforma de la directiva es el derecho de cualquier ciudadano a acceder a información sobre los titulares efectivos de empresas que operan en el bloque comunitario. El objetivo de esta medida es acabar con la opacidad de las llamadas ‘empresas buzón’, utilizadas con frecuencia para blanquear capitales, ocultar fondos y eludir impuestos.

La directiva incluye también criterios más estrictos para evaluar si los países de fuera de la UE representan riesgo de lavado de dinero y medidas de vigilancia más estrecha de transacciones que implican a nacionales de países de riesgo.

También incluye disposiciones para aumentar la protección de personas que revelen información sobre blanqueo de capitales, como el derecho al anonimato.

LOS PAÍSES TIENEN 18 MESES PARA TRASLADARLAS A SUS LEGISLACIONES.

 

 

Fuente: el confidencial

Datos Personales

Datos Personales

Los datos personales movilizan un lucrativo negocio en la red como confirma la filtración de Facebook y son además caldo de cultivo del que se nutren los cibercriminales para confeccionar identidades digitales que luego venden al mejor postor en la conocida como web oscura que escapa a los buscadores.

Según estimaciones recientes, en torno a 1.000 euros es el precio medio al que se vende en estos momentos en esa internet oscura, o dark web, la identidad digital completa de un individuo y en la que se incluyen todo tipo de datos (DNI, cuenta de Facebook, de Amazon, tarjeta de crédito, correo electrónico, etc).

A esta red oculta a la que acuden los cibercriminales para preservar su anonimato, puede penetrar fácilmente cualquier usuario desde Tor, accesible para su descarga en cualquier ordenador desde navegadores tan populares como Chrome de Google. En ella se trafican diversas mercancías, desde armas hasta drogas, además de blanquearse dinero, comercializarse bitcoins y asimismo permite contratar los más diversos servicios criminales en casos con precios irrisorios.

“En internet no tienes que ser un experto para delinquir”, asegura a Efefuturo el ciberexperto mundial Eddy Willems, de la empresa GData, quien además es asesor de distintos cuerpos policiales y miembro directivo de varias organizaciones internacionales de la industria del software.

Considerado uno de los primeros desarrolladores en 1989 de un sistema anti ransomware, un tipo de ciberataque por el que los criminales exigen una recompensa a la víctima para desbloquear sus ordenadores, Willems, que acaba de visitar Madrid por motivos de trabajo, advierte de lo fácil que resulta a cualquier persona sin apenas conocimientos técnicos acceder a esa internet oscura.

Identidades fragmentadas y al completo

Explica que en la internet convencional en la que navegamos habitualmente y cuyos sitios sí están vinculados a motores de búsqueda de plataformas como Google, los cibercriminales aprovechan para recabar datos personales que luego comercializan en esa otra web oscura en donde los venden al mejor postor, tanto fragmentados, como en bloque con la confección de identidades digitales al completo.

De acuerdo a sus cifras, en la internet oscura sólo la compra del número de identidad de una persona cuesta alrededor de 70 euros, mientras que se pagan 50 dólares por los dígitos de la cuenta bancaria y eso mismo por la de PayPal y por la tarjeta de crédito del individuo. Curiosamente, indica, la cuenta de correo electrónico es de lo más barato en ese mercado ilícito de compraventa de datos, con un precio en torno a décimas de céntimo.

Según informes recientes de expertos en ciberseguridad, la contratación de servicios de instalación de “malware” o código malicioso en la internet oscura en mil ordenadores cuesta alrededor de 70 euros, los ataques de denegación de servicios o DDoS unos 100 euros dependiendo de la frecuencia de los mismos, y los de camuflaje para evitar los sistemas antivirus se comercializan por 10 euros aproximadamente.

El precio de una pistola semiautomática nueva del fabricante Glock se comercializa en la internet oscura por unos 500 euros, mientras que las P99 de Walther se encuentran por alrededor de 650, de acuerdo a las cifras del experto de G Data.

Cómo acceder a la dark web

Cualquier persona sin apenas experiencia técnica puede acceder en apenas una hora a sitios de venta de armas u otros dentro de ese ilícito entorno que es la internet oscura, en donde uno se va adentrando tras saltar de una pagina a otra como si de las capas de una cebolla se tratara.

De acuerdo a cálculos estimados de los expertos, el coste en la internet oscura de la contratación de servicios criminales para controlar sistemas informáticos ronda los 300 euros; para el robo de información, los 150 euros, y las herramientas para el cifrado de documentos son accesibles en torno a los 150 euros. Asimismo, pueden contratarse por unos 5.000 euros servicios completos de bots, que es como se conoce el telecontrol por cibercriminales de batallones de ordenadores, con la inclusión de varias opciones de ataque.

Con el acceso a los datos privados de las personas, los cibercriminales recurren a las más variadas fechorías: entre otras, el phishing para el acceso a cuentas bancarias de las víctimas o las compras ilimitadas en entornos como Amazon, en donde el cibercriminal puede acampar a sus anchas a costa de la cuenta de la víctima. Asimismo puede alterar las contraseñas del usuario para blanquear dinero mediante transacciones comerciales en ese tipo de plataformas comerciales.

CaixaBank

CaixaBank

CaixaBank ha negado que haya “colaborado o participado” en blanqueo de capitales presuntamente cometidos por organizaciones criminales chinas en España después de que la Audiencia Nacional involucrara a varias sucursales de la entidad financiera como “canales” de lavado de dinero ilícito procedente de defraudaciones y contrabando de mercancía. Fuentes del banco aseguran que los empleados de CaixaBank “están formados y tienen obligación de seguir normas y procedimientos de actuación concretos para intentar detectar y prevenir la comisión de delitos de blanqueo”.

El juez instructor de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha puesto el foco sobre CaixaBank en el transcurso de las investigaciones de las operaciones Emperador, Chequia, Snake, Juguetes y Pólvora que persiguen a varias estructuras de mafias chinas.

Considera que las sucursales investigadas, directivos y empleados actuaron presuntamente “como canales de blanqueo de dichas organizaciones aun cuando podían sospechar que sus clientes estaban inmersos en actividades ilícitas de fraude del que procedían las ingentes imposiciones en efectivo que realizaban”. El juez cita a la entidad el próximo 26 de abril con objeto de que proceda a la designación de abogado y procurador.

Con todo, fuentes de la entidad insisten en que CaixaBank tiene “una fuerte cultura de cumplimiento normativo” y que se ha cumplido en todo momento con la normativa vigente en materia de prevención de blanqueo de capitales.

Los argumentos del juez

El magistrado ha emitido un auto para abrir procedimiento contra la entidad financiera por un delito de blanqueo de capitales por la actuación de diez de sus sucursales en el presunto favorecimiento, auxilio y ocultación de fondos de varios clientes de nacionalidad china.

Moreno detalla que en estas oficinas “se permitió operar, obviando la diligencia debida, a nacionales de países asiáticos sospechosos de estar implicados en investigaciones por blanqueo y fraude. Igualmente no procedió a la necesaria comunicación al órgano de prevención (Seplac) para atajar la presunta práctica delictiva”.

La investigación apunta a que varias de las organizaciones utilizaron las sucursales de CaixaBank y de ICBC España para transferir fondos a China a través de masivas remesas de dinero en efectivo, procedentes de delitos contra la Hacienda Pública y en menor medida contra la Propiedad Industrial y Contrabando.

Caso omiso a la Justicia

El auto del juez relata cómo entre 2013 y 2015 distintos juzgados de localidades de Madrid y de la Audiencia Nacional que investigaban los casos Emperador y Snake, entre otros, realizaron diversos requerimientos a las sucursales de CaixaBank para averiguar el patrimonio ilícito de los clientes investigados.

Las sucursales implicadas “hicieron caso omiso” al hecho de tratarse de clientes requeridos por juzgados y fiscalías, y “auxiliaron a los titulares” sin “indagar el origen” del dinero. El personal de la oficina aceptaba cualquier papel o justificación que se les presentaba y facilitando su transferencia en importes pequeños que no debían ser comunicados al Banco de España, explica el juez.

Moreno insiste en que las sucursales investigadas “no activaron ninguna comunicación o alarma respecto al cliente” y desatendieron a los requerimientos judiciales, añade el juez.

El informe del Sepblac destaca que entre 2013 y 2015 el número de clientes de Caixabank que han sido objeto de requerimiento judicial por delito de blanqueo son 193 ( 76 personas físicas y 117 sociedades limitadas) que han realizado transferencias por valor de 99,1 millones de euros a China y Hong Kong.

El juez subraya que no se realizaron exámenes especiales tras recibir esos requerimientos, ni tampoco comunicación al Sepblac, respecto de 165 de esos 193 clientes, que siguieron operando, transfiriendo 31,7 millones de euros.

Barclays

Barclays

La Autoridad de Conducta Financiera británica (FCA) y la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA) multaron hoy al consejero delegado del banco británico Barclays, Jes Staley, por falta de “diligencia”, pero afirmaron que cuenta con la “idoneidad” para seguir en su puesto, según informa Financial Times.

Ambos organismos financieros abrieron una investigación hace un año a Staley por tratar de identificar a un denunciante anónimo, que en 2016 hizo llegar una carta a la junta directiva en la que acusaba a un alto empleado del banco de conducta inapropiada.

En ese momento Staley pidió identificar al denunciante, algo que, según alegó después el banco, ignoraba que estaba prohibido por la legislación británica.

El consejero delegado se disculpó entonces por su “error” y la junta le amonestó formalmente, al tiempo que prometió reducir su remuneración en una cantidad “muy significativa”.

Los reguladores del Reino Unido concluyeron hoy su investigación por este asunto y cada uno impuso una multa no especificada al directivo por no actuar con “la debida habilidad, cuidado y diligencia” en un borrador confidencial de advertencia, según publicó el diario económico británico Financial Times (FT).

Con todo, los organismos consideraron que a Staley no le faltan la “idoneidad” y “corrección” para continuar en su puesto. Por su parte, Barclays emitió hoy un comunicado al conocer la noticia en el que confirmó que el banco “continúa teniendo la confianza unánime en Staley” y sigue recomendando “su reelección como director” en la junta general anual de Barclays que celebrará el próximo 1 de mayo.

“La junta de Barclays determinará qué ajuste en la compensación de Staley es el apropiado una vez haya concluido todo el proceso de la FCA y PRA”, agregó.

Los reguladores también solicitaron que el banco informe sobre “ciertos aspectos” de sus programas de denuncia de irregularidades